Directorio         |         Envíe sus comentarios         |         Anúnciese en viajeaguatemala.com

 - Página inicial
 - Acceso
 - Infografía y
   recorridos virtuales
 - Juegos
 - Restaurantes
   y discoteca
 - Parque temático
 - Qué es el IRTRA
 - Qué es Xetulul
 - Xocomil
 - Hostales
 - Retalhuleu


 
 

Plaza Chapina

Nada más entrar transbordas al siguiente tren, el transcostero, que te dará una primera impresión de la magnitud del parque que vas a conocer. Esta locomotora estilo principios de siglo, parte de una réplica de la antigua estación central de la capital guatemalteca, destruida por el terremoto de 1917. El viaje de dos kilómetros alrededor de Xetulul incursiona en la belleza ecológica del lugar, una selva tropical refrescante e indómita.

Este viaje actúa como preparación para la experiencia al penetrar en un lugar donde todo es posible. Desde esta estación se da paso a la Plaza Chapina, donde historia y arquitectura se encuentran.

En el Palacio Real se firmó el Acta de la Independencia. A su lado, edificios tan emblemáticos como bellos: la Municipalidad de La Antigua Guatemala, la famosa casa del Doctor Montero, ubicada en el centro histórico capitalino, y la iglesia de San Agustín Acasaguastlán del departamento de El Progreso.


 

Pueblo guatemalteco

Una de las cosas que hace más entretenido este parque es que nada está puesto al azar. Cada edificio cumple su función y la municipalidad es un restaurante, mientras la casa y la iglesia son tiendas.

Lo mismo sucede en el área del pueblo guatemalteco, donde las casas antigüeñas son tiendas, el portal de San Felipe de Retalhuleu es una feria, y el antiguo Hotel del Norte de Puerto Barrios, una marisquería.


 

Plaza Maya

El puente del tiempo te encamina a la pirámide del Gran Jaguar, de 34 metros de altura, que recobra su esplendor original en colores impresionantes y, a su costado, cuatro jaguares vivos la guardan.

 

Es la plaza Maya, el centro neurálgico del parque y un lugar donde se puede sentir parte de la energía mágica de Tikal.

 


 

Bienvenidos a Europa

Plaza España

España es la puerta de entrada al viejo continente y su joya arquitectónica es la Alhambra, un bello recinto en el que se han cuidado con detalle sus jardines con agua cantarina que resuena en sus fuentes.

 

También está el pueblo español con calles estrechas de blancas fachadas, por las que se siente el olor a churros recién hechos y las imágenes religiosas que acompañan al caminante.


 

Plaza Alemania/Suiza

La siguiente parada nos adentra al paisaje típico centroeuropeo, donde la nieve es protagonista la mayor parte del año y las casas se construyen con la madera de milenarios bosques.

 

 

Los inclinados tejados de láminas de colores de estas edificaciones, así como cada detalle de la ambientación, han sido copiados al estilo de los que se pueden disfrutar en el lago Constanza, en Baden-Wütemberg (Alemania), o en la bella capital de Lucerna, a orillas del lago de los cuatro cantones (Suiza).

 


 

Plaza Francia

Un poco más allá, la ciudad de las luces: París, lugar de expresiones libertarias y espectáculos impresionantes.

Allí está el Grand Theatre, una de las obras más gigantescas del parque, con capacidad para 450 personas, y el Moulin Rouge, donde lo espectacular adopta las innovaciones técnicas de lo último en juegos electrónicos.


 

Plaza Italia

Si has seguido este recorrido es hora de llegar al área de Italia, quizás el espacio más ambicioso, sin duda, en el que se ha derrochado talento artístico y se respira un intenso aire de romanticismo.

 

La Fontana de Trevi luce fantástica, como si se tratara de la original de Roma, recién construida. Así que puedes permitirte el lujo de sentirte como el primer turista que decidió tirar una moneda al agua, una tradición que en la ciudad eterna cumple el deseo de volver a visitarla.

Un paso más y ya se está en la divina Florencia, que tantas joyas artísticas reúne. Entre ellas, destaca la representación del David de Miguel Ángel a la entrada del restaurante de lujo Danieli. Y en ningún otro lugar podrás, al momento de dejar de ver el palacio florentino de los Vecchio, encontrarte con las góndolas flotando sobre los canales venecianos.

 

 

© Copyright 2003 Prensa Libre. Derechos Reservados.
Se prohibe la reproducción total o parcial de este sitio web sin autorización de Prensa Libre.