Viaje a Guatemala Viaje a Guatemala Prensa Libre


[ Archivo de publicaciones ]


Notas relacionadas:

  Atitlán   Tipo: Extinto     Altitud: 3,557 mts.     El bosque termina unos 500 metros antes de llegar a la...
  Tecuamburro   Tipo: Durmiente     Altitud: 1,945 mts.     Las cumbres de estos picos están cerradas y...
   • ¿Qué es un volcán? Es una abertura en la superficie de la tierra de la cual salen rocas derretidas, o sea magma...
  Cerro Quemado   Tipo: Durmiente     Altitud: 3,197 mts.     En la cumbre se puede apreciar el valle...
  Tolimán   Tipo: Durmiente     Altitud: 3,158 mts.     Se observa el volcán de Atitlán y se tiene una...
A tan sólo 45 minutos de la Ciudad Capital un área protegida en San Vicente Pacaya alberga bosques, recursos naturales...
  Chicabal   Tipo: Extinto     Altitud: 2,900 mts.     Conforme desciende el cráter, observará una preciosa...
  Zunil   Tipo: Extinto     Altitud: 3,542 mts.     Observará desde el volcán Atitlán hasta el volcán de Agua y...

Antigua Guatemala


Copyright

viajeaguatemala.com es un portal de Prensa Libre. Derechos reservados.

Ríos de Lava en los senderos del Pacaya

La extensión de la lava hace parecer diminutos a los visitantes.

El recorrido hacia el volcán se divide en dos partes: los senderos de ascenso a las faldas arenosas y el ascenso directo al cono.  El primero requiere una hora de camino continuo, y he aquí lo sorprendente: una larga fila se ha formado en todo el recorrido con muchos turistas extranjeros y locales.

Para dar una idea de la cantidad de lava que se ha movilizado basta con saber que la depresión de casi 25 metros de profundidad, en la base del cono, se ha llenado por completo de lado a lado (aproximadamente 400 metros longitudinales).  Para muchos era una tradición formar sus nombres con rocas de regular tamaño en esta hondonada.

Pero la lava no se detiene y se ha abierto paso fuera de la depresión, hacia los senderos.










El sendero se ha llenado de lava en su avance.

El paisaje ha cambiado por completo

Hasta hace poco se requería caminar unos 700 metros desde el área de picnic, para alcanzar la hondonada llena de lava.  En esta ocasión alcanzó los senderos y recorrió esta distancia llenando dicha depresión y saliendo en tres direcciones.

Según mediciones del equipo local de guías del Pacaya, (Coordinadora Nacional de Reducción de Desastres -CONRED-) la lava alcanzó velocidades de hasta tres metros por hora.

La vista familiar del área ahora es nueva.  Se ha recomendado no subir al cono, pues los senderos de ascenso presentan fumarolas azufradas.







El volcán de Agua adorna el paisaje, mientras los turistas recorren la enorme extensión de lava petrificada.

Una fuerza amigable

La lava tiene un aspecto grisáceo claro y oscuro.  En algunos tramos el recorrido no tiene salida y necesita retroceder para cambiar la dirección; cuando parece haber finalizado su camino muchos se aventuran a cruzar por encima de ella.

Esto no es recomendable porque descubren que la lava, aparentemente fría y sin movimiento, encierra bajo su manto un recorrido ardiente de roca derretida.

Aunque la luminosidad del día hace difícil ubicar con rapidez las partes incandescentes, es fácil ver por encima cómo las ondas de calor distorsionan la imagen.






Pequeños y grandes

Los senderos arenosos de ascenso son un juego divertido para los niños, quienes descienden corriendo a toda velocidad sin impacto, pues los pies se hunden hasta el tobillo entre la arena.




Se recomienda realizar los ascensos durante la mañana para evitar el sol del mediodía.

Durante la mañana

Los guías indican que se permite el ascenso hasta aproximadas las 22:00 horas, después ya no es posible ingresar.  El precio es de Q10.00 para adultos nacionales, Q5.00 para niños, y Q30.00 para turistas extranjeros.

Se recomienda realizar el ascenso durante las primeras horas del día, para así evitar los rayos directos del sol.  Un bloqueador es siempre imprescindile.

El cielo se nubla generalmente a partir de las 14:00 horas.

Se requiere caminar unos pocos metros alrededor de las faldas para observar, en apariencia a poca distancia, la línea costera.

Espectáculo similar se disfruta durante el ascenso al Volcán de Agua, que extiende sus faldas a lo lejos.

Para quienes no practican deporte con frecuencia, la comunidad ofrece ascensos a caballo, lo cual añade aún más variedad al paseo.





Para llegar

Se toma la autopista hacia la costa y, camino hacia Escuintla, se divisa un cruce hacia la izquierda que marca el ingreso hacia el volcán.

Desde ahí se entra al área protegida.

En pocos minutos se alcanza el primer cruce, que por la derecha lleva hacia un leve ascenso y un cruce más hacia la izquierda, en una carretera de terracería, transitable en un auto tipo sedán, lleva directo a las áreas de estacionamiento.

El precio por estacionamiento es de Q15.00.  Puede contratar a los alegres guías locales, quienes conocen a la perfección los senderos del Pacaya.

Texto y fotos: Héctor Roldán.





Paisaje del Volcán de Agua durante el ascenso.



Paisaje del Volcán de Agua durante el ascenso, cubierto de nubes.




Senderos cubiertos de lava con el Volcán de Agua al fondo.