Viaje a Guatemala Viaje a Guatemala Prensa Libre

[ Archivo de publicaciones ]


Notas relacionadas:

Existen destinos turísticos en los que priman el confort, todo incluido, piscinas climatizadas, el mesero amable y la...
Caminar por los senderos de Petén no es solo cambiar la jungla de concreto por la selva tropical. Hacerlo es llenarse...
Toda ciudad que se precie de serlo debe de contar, además de infraestructura y servicios típicos de las grandes urbes,...
Hablar del Lago de Atitlán es reconocer la belleza de este paisaje, un paseo por la calle Santander y una vida nocturna...
Hun Nal Ye, se traduce como “La Casa del Dios de la Luna”.  Un lugar de peregrinaje de varias etnias de los antiguos...
En mayo próximo se dará a conocer las escenas que Maroon 5 y Guster trabajaron en la Reserva de la Biosfera Maya.  ...
Mientras las olas del mar se acercan con más suavidad hacia la playa de arena volcánica, el fuerte sol da paso a una...
Mide alrededor de 130 metros y deslumbra con su entorno boscoso a turistas nacionales y extranjeros. Por Jeovany...

Antigua Guatemala


Copyright

viajeaguatemala.com es un portal de Prensa Libre. Derechos reservados.

Semuc, Alta Verapaz

Como en un cuadro pintado por la naturaleza, es el extraordinario paisaje que ofrece este puente natural, o plataforma de piedra, en la que manantiales y lagunetas cristalinas reflejan el colorido turquesa de sus aguas.

Las Verapaces es una región propicia para acercarse a la naturaleza y deleitarse con las asombrosas formas de su espléndida topografía. Semuc Champey es una de las mejores joyas naturales, del departamento de Alta Verapaz. Su nombre deriva de las voces q'eqchi' que significan: escondido en las profundidades de la piedra.

Para visitar este lugar se debe llegar primero a la ciudad de Cobán y luego dirigirse a Carchá. Las señales de tránsito orientan la ruta que debe seguirse para llegar al municipio de Lanquín, donde se encuentra Semuc.

De allí y durante las próximas tres horas el camino es de terracería, por lo que se recomienda un vehículo de doble tracción. Conforme se adentra en este hermoso lugar el viajero puede disfrutar del paisaje que cambia de una manera abrupta, ofreciendo una topografía variada y colorida. La bruma y lluvias ocasionales lo acompañarán en esta travesía terrestre, salpicada en algunos tramos por el blanco de los lirios silvestres.

Ya en el municipio puedes abastecerte de provisiones, aunque lo ideal es llevar todo desde tu punto de partida, ya que Lanquín es una comunidad rural en donde encontrarás sólo lo indispensable. A media hora más de camino se encuentra esta Reserva Natural Protegida. Un puente reforzado de una sola vía es el primero en dar la bienvenida junto con mariposas de intensos tonos azules que danzan al compás del murmullo del río Cahabón.

Joya de la naturaleza

Este paraje ecológico tiene una extensión de nueve kilómetros cuadrados. Ofrece al visitante un clima agradable con una temperatura promedio de 26 grados centígrados y alta humedad ambiental.

La reserva pertenece al área de la subcuenca del río Cahabón, que se constituye en el amo y modelador de las tierras altas de la Sierra de Chamá, e impone su presencia en esta región esmeralda. La corriente del río está bordeada por bosquecillos de liquidámbar y de pinares.

El río cuenta con quebradas tributarias y otros afluentes, pero a medida que recibe a los ríos menores se hace más poderoso, hasta que llega al paraje de Semuc. Allí se introduce en una gruta abierta frente a su cauce. Trescientos metros adelante resurge formando cascadas que brotan con intensos colores.

Completan la belleza del paisaje el conjunto de pozas escalonadas, formadas en el terreno calcáreo, cuyas aguas cristalinas presentan tonalidades que van desde el verde esmeralda al azul turquesa, en las que se puede nadar sin la menor preocupación. Las de mayor tamaño tienen 20 metros de ancho y dos metros de profundidad.

Un paseo en la floresta

Sumergido en el bosque lluvioso el sitio es ideal para disfrutar de la exuberante belleza del entorno. El área es protegida celosamente por los guardarrecursos, por lo que es preciso seguir las recomendaciones antes de ingresar. Lleva tus alimentos y sigue las indicaciones.

El sitio es ideal para relajarse entre la sinfonía natural del agua, el viento que roza las copas de los árboles y la espesura del bosque que cobija a los que desean acampar. Completan el paisaje cavernas, sumideros, manantiales, cerros residuales y esas pozas escalonadas. Todo ello al fondo del profundo y abrupto valle labrado por la fuerza del río Cahabón.

Anclado en la leyenda

Historias y leyendas se entretejen en este escenario magnífico, y se conservan de manera oral gracias a la memoria de los habitantes de las comunidades cercanas.

Para los amantes de la naturaleza, el lugar es ideal para conocer la flora nativa entre las que destacan el cerezo, naranjo, ramón blanco, palo gusano, palo sangre guarumo, ceiba y pino petén.

Semuc ofrece a todo el que lo visita un espacio ecológico completo en el que se mezcla el misticismo de un lugar lleno de encanto con la fuerza de la naturaleza, que a través de miles de años ha sido espléndida para modelar uno de los más bellos escenarios de Guatemala.

Redacción viajes